‘Ya no me siento a gusto en este mundo’

Ya no me siento a gusto en este mundo. No os asustéis, no lo digo yo. Es el título de una película pero me he sentido tan identificada con la protagonista que no puedo hacer otra cosa que compartirla con vosotros. La cinta, opera prima del hasta ahora actor Macon Blair y producida por Netflix, ganó ni más ni que el Gran Premio del Jurado de la sección de cine americano del último Festival de Sundace, celebrado en enero.

Ruth (Melanie Lynskey, la adorable y a la vez psicópata vecina de Dos hombres y medio) es una treintañera deprimida y solitaria que trabaja como auxiliar de enfermería e intenta respetar las normas pese a las humillaciones y los abusos que sufre a diario a manos de gilipollas que no respetan las reglas porque se creen más listos que nadie en un mundo cada vez más egoísta. La paciencia se le agota cuando entran a robar en su casa y la policía no demuestra el más mínimo interés en investigar un robo que ellos consideran insignificante.

Así que, harta de todo y de todos, Ruth decide tomar la iniciativa para recuperar sus cosas y lo hace con Tony (Elijah Wood), su extraño vecino amante de las artes marciales. Lo que sigue es una mezcla de comedia negra cada vez más violenta y con toques gore en la que dos antihéroes se enfrentan a las injusticias desafiando a tanto a millonarios como a delincuentes de baja estofa. Eso sí, Blair tiene cuidado de no dejar que la historia caiga en la parodia.

Melanie Lynskey transmite a la perfección la angustia, la desesperación y la frustración que siente su personaje pero también su convicción y terquedad. Las mayores dosis de humor corren a cuenta de Elijah Wood, quien está espléndido dando vida al torpe pero entusiasta Tony, un optimista nato que se apoya en su fe para ayudar a Ruth y mejorar el mundo. Además, tienen muy buena química y es muy fácil empatizar con sus personajes.

La verdad es que me ha gustado mucho y me he reído un montón pese al drama que vive Ruth, tan sola e incomprendida. También me ha gustado la fotografía, la banda sonora -cargada de rock- y cómo Blair juega con los silencios para mantener la tensión. Aunque para tensión, la segunda parte, cuando estalla la violencia, bastante gráfica y gore, un poco al estilo de Quentin Tarantino o los hermanos Coen pero en un escenario real y no en un universo propio.

Por cierto, Ya no me siento a gusto en este mundo no es el único proyecto en el que se han unido Netflix y Wood. La plataforma estrenó hace tres meses Dirk Gently: Agencia de investigaciones holísticas, una serie que ha coproducido junto a la BBC americana y que nos está encantando. Así que seguramente os hablaré de ella pronto.

Anuncios

Un comentario en “‘Ya no me siento a gusto en este mundo’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s