Fideos con trompetas de la muerte (y otras setas)

Hace ya algún tiempo, El comidista amplió su equipo con gente como los chicos de Stomako, dos amigos que se conocieron trabajando en televisión y que tras sus duelos diarios de tuppers, decidieron crear un blog con videorecetas para dummies del que me acabo de hacer muy fan no solo por los platos que proponen sino también por la sencillez con la que los elaboran. Además, acabo de preparar una de ellas y me ha quedado de rechupete, así cualquiera les sigue.

Con esta receta empezamos la semana sumándonos una vez más al lunes sin carne, iniciativa internacional que desde hace años anima a no comer carne un día a la semana por el bien del planeta (según la FAO, la agencia para la alimentación y la agricultura de la ONU, la industria ganadera genera el 18% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial), el de las personas (para producir un kilo de carne se utilizan entre 15 y 20 kilos de cereales pero solo comen entre cuatro y cinco personas, mientras que con 15 kilos de legumbres pueden alimentarse más de 200 personas), el de los animales y por salud.

fideos, pasta, fideua, setas, hongos, trompetas de la muerte, receta vegetariana, veggie, gastroblog
Los fideos secos con trompetas de la muerte (y otras setas), a punto de hincarles el diente.

Pero tranquilos que, con recetas como esta no la echaréis de menos. Ni la carne ni las gambas porque hoy tocan fideos secos con trompetas de la muerte (y otras setas), que podríamos bautizar como una fideuà de montaña. Y digo otras setas porque en el súper solo había mezcla de setas deshidratadas y aunque todas estaban buenas, las que le iban mejor a los fideos eran, sin duda, las trompetas, aunque otros hongos con colágeno pueden ayudar a conseguir un acabado meloso.

Precisamente, empezamos por ellas para preparar la receta, y lo hacemos remojando cuatro cucharadas de setas secas -que pueden trocearse un poco si son muy grandes- en unos 400 mililitros de caldo (he aumentado algo las cantidades que proponían los de Stomako) que calentaremos unos diez minutos. Sobra decir que para la versión vegetariana del plato es necesario un caldo de verduras (bien doradas, con poca agua, fuego suave y tiempo para que el caldo quede bien sabroso) aunque si no, podéis usar un caldo de pollo.

Mientras se calienta, picamos bien un par de ajos, los doramos en una sartén con aceite y le añadimos medio calabacín cortado bien pequeño. Tras saltear el conjunto durante un minuto, añadimos 250 gramos de fideos finos (yo usé del número 2, aunque para la fideuà de marisco suelo emplear del 4) y removemos bien a fuego fuerte. Incorporamos dos cucharadas de salsa de soja, un poco de perejil picado y el caldo con las setas, así como el tallo de una cebolleta cortado finamente. Bajamos el fuego y dejamos cocer el tiempo indicado por el fabricante.

Cuando esté listo, dejamos reposar un minutos y servimos inmediatamente con allioli, que para nuestra desgracia no teníamos pero que le hubiera ido fenomenal tal como sugerían en la receta. Creo que no tardaré en repetirla ni en probar el arroz con sepia, gambas y guisantes o sus croquetas negras de sepia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s