Roma desde las alturas

Seguramente algunos de vosotros habéis aprovechado la Semana Santa para hacer una escapada o planeáis hacerlo en breve aprovechando la llegada de la primavera. Nosotros no tenemos nada previsto ahora mismo pero como 2015 acabó de forma un poco abrupta, decidimos pedirle a los Reyes Magos una escapada sorpresa para desconectar y cargar pilas. Los chicos de Waynabox se encargaron de buscarnos avión y alojamiento y nos dijeron el destino, de entre doce posibilidades, dos días antes de la salida por un precio similar al que hubiéramos conseguido por nuestra cuenta pero sin el agobio que eso nos implica y con la emoción de no saber dónde irás.

Como habréis deducido por el título de la entrada de hoy, nos tocó Roma, una ciudad maravillosa que tuvimos la suerte de visitar a finales de 2014 por lo que a priori el viaje debía ser tranquilo, con románticos paseos por la orilla del Tíber, atardeceres en alguna de sus colinas, perdernos por las callejuelas de casas coloridas y desconchadas del Trastevere… y sí, hubo paseos y puestas de sol pero de descansar, más bien poco. Y es que Roma es una ciudad preciosa donde siempre quedan cosas por ver, hacer y comer.

Ya os he comentado alguna vez que me gusta ver las ciudades con perspectiva, así que aprovechamos para subir a alguna de las siete colinas romanas. La primera fue la del Pincio, junto a la piazza del Popolo, desde la que partía la vía Faminia, que unía Roma con el resto del imperio por lo que era la puerta de entrada a la ciudad hasta la llegada del ferrocarril. Es conocida por sus iglesias (casi) gemelas, su obelisco egipcio de 3.000 años y las tres calles que parten de ella en forma de abanico, pero no son tantos los turistas que optan por subir las escaleras que conducen al Pincio.

Roma, Pincio, Vaticano, San Pedro
Desde del Pincio, puede verse la piazza del Popolo y, al fondo, la cúpula de San Pedro.

Desde aquí arriba incluso puede verse la cúpula del Panteón (en el centro de la foto principal del post y si vais al templo, fijaos en los agujeros que hay en el suelo, por los que se cuela el agua cuando llueve). Una vez hayáis disfrutado de la bonita panorámica de Roma, podéis regresar a la plaza para tomar una de las tres avenidas (via Di Ripetta, del Corso y del Babuino), o seguir por la vialle della Trinità dei Monti hasta la escalinata de la piazza di Spagna, construida por los franceses en 1725. En cualquier caso, desde esta plaza parte la via dei Condotti, una calle repleta de boutiques de lujo. Eso sí, que solo haya un carril por sentido no parece ser motivo suficiente para no aparcar. ¡Bienvenidos a Italia!

A otra de las colinas llegamos un poco por accidente después de visitar el cruce de las cuatro fuentes y de los tres obeliscos, pues en tres de sus cuatro calles hay uno. La verdad es que no tiene un encanto especial pero seguimos andando por la via del Quirinale, donde se encuentra la residencia del presidente de la República, y llegamos a la plaza homónima minutos antes del cambio de guardia. Si seguís por la misma calle, os llevará al foro trajano, una preciosidad al atardecer.

Roma, Quirinale, Vaticano, San Pedro
Desde la piazza del Quirinale se ven las azoteas romanas y la cúpula de San Pedro.

La tercera y última colina a la que os quiero llevar es el Aventino, punto estratégico en el control del comercio sobre el Tíber y que fue fortificado en el año 1000. Nosotros subimos desde la via del Circo Massimo y cruzamos un jardín de rosales hasta el Giardino degli Aranci, al que se accede desde la plaza de la iglesia de Santa Sabina. Este pequeño jardín rectangular está repleto de naranjos -plantados en honor de santo Domingo, quien fundó aquí su convento-, y como era temporada de esta fruta, no quedaba ni una en las partes más bajas de los árboles.

Pero no subimos hasta aquí por eso, sino por las vistas que hay de la ciudad desde el mirador. Justo enfrente está el Trastevere y puede verse la torre de Santa María del Trastevere. Detrás, se alza la cúpula de San Pedro y a la derecha, en el meandro del río, un extremo de la isola tiverina. Aún más a la derecha puede verse el monumento a Vittorio Emanuele II y por todas partes, torres y cúpulas de palacios e iglesias. Por ejemplo, la torre de la derecha más cercana a nosotros es la de Santa Maria in Cosmedin, donde está la Bocca della Verità, y tras ella, a la derecha, hay la Torre delle Milizie, una gran torre fortificada medieval que ahora acoge el museo del Mercado de Trajano.

Roma, Jardín de los Naranjos, Vaticano, Trastevere
Las vistas desde el Giardino degli Aranci.

Nuestra segunda parada en el Aventino es al final de la calle, en la piazza dei Cavalieri di Malta. Aquí se encuentra el Priorato de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta. O más brevemente, una de las sedes de la Orden de Malta, y lo identificarás por la cola de gente frente a una puerta cerrada. ¿Y por qué lo hacen? Pues para mirar por la cerradura. ¿Y por qué? Pues porque a 2,9 kilómetros en línea recta se alza la cúpula de San Pedro, que queda enmarcada por árboles. Así, por el pequeño agujero de la cerradura pueden verse tres países: la Orden de Malta (reconocida como un sujeto de derecho internacional), Italia y el Vaticano.

La foto no me quedó bien del todo, la cúpula del Vaticano se me quemó, y no pude volver a hacerla porque justo cuando bajé la cámara para mirar como había quedado, un cura muy maleducado empezó a empujarme para que le dejara paso. Un cura… ¡para que luego digan! En fin, así debía quedar la foto, más o menos, vaya.  ¿Se nota? ¡Espero que tengáis más suerte vosotros! En cualquier caso, buscad en Google porque hay imágenes preciosas y si visitáis Roma no dudéis en acercaros porque es la estampa es preciosa. Y si no conseguís una buena foto, podéis hacer como nosotros y meteros en una cafetería de la via Marmorata donde hacen un aperitivo dulce bastante rico para consolaros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s