El renacido

Seguimos haciendo los deberes antes de que se entreguen los Oscar y aunque nos quedarán muchas por ver antes del 28 de febrero, El renacido no será una de ellas. Es la máxima favorita con doce nominaciones, incluida la de mejor película, director y actor, categorías en las que ya se ha alzado vencedor en los Globos de Oro y los BAFTA. Así que Alejandro González Iñárritu podría conseguir la preciada estatuilla por segundo año consecutivo y Leonardo DiCaprio ganarla por primera vez. Eso sí, seguramente se la merece más por otros papeles como El lobo de Wall Street o Infiltrados, que por este, mucho más físico.

Pero vayamos por partes. La historia -basada en la novela de Michael Punke sobre Hugh Glass, un personaje real cuya historia ya fue llevada al cine por Sydney Pollack (Las aventuras de Jeremiah Johnson)- nos traslada a 1823 en un lugar terriblemente hostil, casi inexplorado, acompañando a un grupo de tramperos que cae en una emboscada india. Durante la huida por el bosque, su guía, Glass (DiCaprio), quien lleva consigo a su hijo mestizo, Hawk, es atacado por una osa y John Fitzgerald (un descomunal Tom Hardy, nominado al Oscar a mejor actor de reparto) consigue que sus compañeros lo abandonen a su suerte. Su sed de venganza le ayudará a sobrevivir.

El renacido, The revenant, Leonardo DiCaprio
Leonardo DiCaprio encarna a Hugh Glass en ‘El renacido’.

El espectador le sigue en su periplo de 320 kilómetros sufriendo con cada nueva herida (ni zarpazos ni el frío glacial ni las caídas pueden con él), conteniendo la respiración cuando se acerca algún enemigo, compartiendo su soledad en la inmensidad del Oeste norteamericano… Es extenuante. No se puede sufrir tanto durante tanto rato. Iñárritu podría haber recortado un poco la parte central del metraje pues la narración no avanza y dos horas y media son algo excesivas por muy bellas que sean las imágenes.

Luz crepuscular

Perfeccionista como es, el director mexicano decidió no usar luz artificial, así que solo podían grabar 90 minutos cada día. Emmanuel Lubezki hizo un gran trabajo para captar la luz crepuscular que podría valerle su tercer Oscar consecutivo a la mejor fotografía (ya ganó por Gravity y Birdman). “El tiempo era limitado, lo sé, pero lo conseguimos gracias a lo logística, considerándola como una coreografía en condiciones adversas”, explica en una entrevista Iñárritu, quien pretendía convertir la naturaleza en un personaje más.

“Quería retratarla de manera tan fiel como suele aparecer en esas magníficas obras que realizan los grandes pintores, que saben bien que la luz es muy importante para sus trabajos”, añade (modesto, ¿eh?). Pero tiene razón cuando recuerda que el cine es luz y sonido. Y a veces le damos poca importancia a este último aunque si está mal te arruina el resultado. En El renacido, como no podía ser de otro modo, está cuidado al detalle y no en vano, está nominada a mejor sonido y efectos sonoros.

El renacido, The revenant, Leonardo DiCaprio, Tom Hardy
Hugh Glass (Leonardo DiCaprio), en unos de los increíbles y fríos paisajes de ‘El renacido’.

Antes de terminar, sabed que si os suenan los actores que encarnan al capitán Andrew Henry (Domhnall Gleeson) y al joven Jim Bridger (Will Poulter) es porque el primero era uno de los hermanos Wealsey de la saga Harry Potter (Bill, el domador de dragones) y el segundo aparecía en Las crónicas de Narnia. Fricadas.

Anuncios

Un comentario en “El renacido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s