Pollo salteado con piña y cacahuetes

¿Cansado de hacer siempre el pollo del mismo modo? Pues aquí tienes una opción con un toque exótico que te permitirá romper la rutina: pollo salteado con piña y cacahuetes. Además, te lo puedes llevar fácilmente al trabajo para soñar que te escapas de tu ciudad ni que sea un rato.

pollo, piña, cacahuetes
Un vino blanco tampoco le hubiera quedado mal al pollo salteado con piña y cacahuetes

Para empezar, hay que tostar 100 gramos de cacahuetes sin sal en una sartén durante unos cinco minutos y reservarlos. Corta en juliana una cebolla y sofríela con un poco de aceite en un wok o una sartén grande durante un par de minutos, tiempo que puedes aprovechar para cortar en trocitos una pechuga de pollo, que hay que incorporar justo después. Salpimienta y deja cocinar unos ocho minutos.

Corta en trocitos unos 200 gramos de piña (en teoría debería ser en almíbar pero yo usé piña en su jugo, cosas de no fijarse pero así no quedó tan dulce). Agrega la piña y los cacahuetes y deja que se cocine cinco minutos removiendo de vez en cuando. Por último, añade un par de cucharadas soperas de salsa de soja, remueve bien y déjalo otros cinco minutos más o algo más, y listo.

Si quieres un plato algo más equilibrado, puedes incorporar unos ramilletes de brócoli. También puedes agregar un poco del zumo de la piña y de caldo de pollo para conseguir más salsa (espesándola con harina o maicena) si has pensado en acompañar el pollo con arroz basmati, por ejemplo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s