‘La gran apuesta’

Es temporada de premios cinematográficos así que es un buen momento para ir al cine. Sin duda, El renacido es la máxima favorita a los Oscar y Alejandro González Iñárritu podría volver a ganar después de imponerse en la pasada edición con Birdman. Pero no es la única cinta que compite por la preciada estatuilla y aunque tengo muchas ganas de verla tampoco me quiero perder El puente de los espías, de Steven Spielberg, ni Spotlight, de Thomas McCarthy.

La que sí que he visto, además de Marte, de Ridley Soctt, es La gran apuesta, de Adam McKay. Es la adaptación del libro homónimo escrito por Michael Lewis, en el que reflexiona sobre la quiebra del sector inmobiliario norteamericano que originó la crisis económica mundial en 2008. Tanto él como otros tres inversores descubrieron que el sistema estaba a punto de hacer fallida.

Como apuntaba un amigo, McKay crea un conjunto caótico lleno de coherencia. Me explico. La cinta está grabada como un falso documental, con mucha cámara al hombro, rompiendo la cuarta pared (en muchas ocasiones los actores hablan directamente al espectador) y mantiene un ritmo trepidante. Sin embargo, ofrece la información necesaria y en el orden adecuado para no perder el hilo y entender lo ocurrido.

En realidad, ya sabíamos que los bancos concedieron hipotecas a mansalva sin controlar ni ser controlados. El dinero corría a raudales y, como dice el propio Lewis, “las grandes firmas de Wall Street, aparentemente tan astutas, se habían convertido en dinero tonto. La gente que las dirigía no entendía su propio negocio y sus reguladores sabían todavía menos”. Y ahora todos estamos sufriendo las consecuencias, así que cuando acaba la película es imposible no tirarse de los pelos por como actuaron bancos, fondos de inversión, agencias de calificación, medios de comunicación y el gobierno.

Sin embargo, la forma de contar lo ocurrido es divertida. Además, McKay se apoya en un elenco de actores impresionante: Christian Bale, Steve Carrell (sí, el de comedias como la deliciosa Pequeñas Miss Sunshine, pero también el de la perturbadora Foxcatcher), Ryan Gosling y Brad Pitt, que regala carisma cada vez que aparece. Sus compañeros de reparto también están fenomenales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s