‘El bar de las grandes esperanzas’

Vaya, otra vez aquí. Vuelvo a tener tiempo para escribir, cocinar, leer, pasear… Me hubiera gustado seguir desaparecida porque pese a las horas y la carga de trabajo, me lo estaba pasando genial en FAN y estaba aprendiendo un montón pero el proyecto no ha ido como deseábamos y debe seguir a medio gas. Una lástima. Teníamos el caramelo en los labios y nos lo arrebataron pero ya saldrán nuevos proyectos igual de dulces. Mientras, volveré a daros la lata.

Y como empezamos el año, con nuevos y viejos buenos propósitos y con esperanzas de que todo vaya mejor, os hablaré de El bar de las grandes esperanzas, aunque poco pueda aportar a estas alturas. Es el primer libro que termino este año, en el que Kike y yo renovamos nuestro objetivo de hacer más actividades culturales. La verdad es que repasando el calendario del año pasado, el balance es superpositivo y este año hemos empezado con buen pie.

Hace unos días fuimos al Auditori a ver Gladiator, de Ridley Scott. Sí, una peli de hace quince años pero claro con la banda sonora de Hans Zimmer interpretada en directo por la OBC, la coral Càrmina y la Polifònica de Puig-Reig y la soprano Clara Sanabras. La piel de gallina, literalmente. Y en unos meses volvemos para ver otro concierto con piezas de Danny Elfman, el compositor de referencia de Tim Burton. Pero volvamos a El bar de las grandes esperanzas.

 

“¿Que de qué va? Todos los libros que merecen la pena van de emociones y de amor y de muerte y de dolor. Va de palabras. Va de un hombre que se enfrenta a la vida.”

—JR

“¿Que de qué va? Todos los libros que merecen la pena van de emociones y de amor y de muerte y de dolor. Va de palabras. Va de un hombre que se enfrenta a la vida.” Eso es lo que responde el propio JR a un amigo cuando este le pregunta de qué va el libro que está leyendo en el bar y eso es lo que hace el mismo JR en su autobiografía. Enfrentarse a la vida desde que es un niño abandonado por su padre y criado por su madre en una casa de locos destartalada en la que viven con sus abuelos, su tía y sus primos.

JR, un niño inseguro pero ansioso por triunfar en la vida, busca referentes, modelos a seguir, héroes con los que sustituir al padre ausente, y los encuentra en su tío Charlie y sus amigos del bar. El Dickens, rebautizado como Publicans, se convierte en un segundo hogar, un lugar en el que pasa de niño a bebedor, en el que compartir las penas de amor y su penoso paso por Yale y The New York Times… “A veces el bar me parecía el mejor sitio del mundo, y otras creía que era el mundo entero”, afirma en el libro. La gran ironía es que todas las virtudes que asociaba a la masculinidad las acaba encontrando en su madre.

“A veces el bar me parecía el mejor sitio del mundo, y otras creía que era el mundo entero.”

—JR

Se trata de una deliciosa introspección con banda sonora propia (no podréis evitar poneros a Sinatra), divertidas anécdotas y cariño hacia los personajes, pero también de recuerdos tristes, de asuencias y pérdidas. De prosa senzilla y directa pero elaborada con esmero (más cuidado debería haber tenido la editorial en la edición digital, llena de errores), en El bar de las grandes esperanzas no hay lugar para el cinismo ni las moralinas.

Pero no es el primer relato vital sobre el que escribe. Moehringer es el responsable de la biografía de André Agassi, en la que no solo hablaba de tenis sino también de la vida y la superación. También ha publicado Sutton, sobre un prolífico ladrón de bancos que escapó tres veces de prisión, y un extenso reportaje para Los Angeles Times Magazine sobre Bob Satterfield, uno de los mejores boxeadores de la historia que acabó viviendo en la calle. Con él, consiguió un Pulitzer y Hollywood se basó en él para hacer un biopic.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s