‘Heridas abiertas’

Sé que preferís las recetas pero es que estos últimos meses he leído un montón. Bueno, en realidad, lo habitual hasta ahora, y es que con una hora de metro al día y pausas de dos horas para comer, algo tenía que hacer, ¿no? En cualquier caso, simpre me ha gustado mucho, y uno de mis géneros preferidos es la novela negra. Hoy no os hablaré de Petros Márkaris ni Philip Kerr, sino de Gillian Flynn. En realidad, ya os hablé de ella y de las agobiantes y perturbadoras atmósferas que es capaz de crear hace unos meses pues es la autora de Perdida.

Portada de 'Heridas abiertas'En este caso, la protagonista de Heridas abiertas (Sharp objects) es una periodista de sucesos de un pequeño periódico de Chicago, Camille Preaker, quien  es enviada a su ciudad natal para cubrir la desaparición de una niña, la segunda en nueve meses. Allí debe enfrentarse no solo al recuerdo de su hermana, fallecida cuando todavía era una adolescente, sino también a su madre, una mujer fría y manipuladora a quien todo el mundo adora.

La policía local está sobrepasada por lo ocurrido y el director del periódico la presiona para que consiga exclusivas, así que Camille intenta esclarecer los hechos por su cuenta. No resulta fácil ni por lo escabroso del tema ni por el recibimiento que recibe en Wind Gap, un pueblo de Misuri lleno de rencor, odio y envidia pese a los once años transcurridos desde su marcha. Su regreso levanta suspicacias entre su madre, las amigas de esta y sus excompañeras de instituto, mayoritariamente amas de casa especialistas en tratar de hundir la vida a los demás a base de chismorreos.

Camille, su madre y su hermanastra adolescente son solo tres de los personajes femeninos que aparecen en la novela y se caracterizan por su complejidad, su violencia encubierta, son retorcidas y siniestras. “Quería luchar contra la idea de que las mujeres somos inherentemente buenas, maternales y todas esas otras asunciones que se hacen sobre nosotras”, explicó Flynn (Kansas City, 1971) en una entrevista en El País con motivo de la publicación de Perdida. Y lo hace muy bien.

La novela es inquietante y adictiva, su estilo es claro y directo y su ritmo te impide dejar de leer. Normal que fuera finalista del premio Edgar, con el que son reconocidos las mejoras obras de misterio desde 1955. Todo un logro y más si tenemos en cuenta que es su primera novela. La publicó en 2006, después de que Entertainment Weekly la despidiera como crítica de cine en el marco de un ERE, y decidiera hacer realidad su sueño de convertirse en escritora.

Tres novelas, dos películas

Tres años después, publicó La Llamada Del Kill Club (Dark Places), que este año ha sido llevada a la gran pantalla aunque no con la misma repercusión que Perdida. De hecho, en España no llegó a estrenarse en cines pese estar protagonizada por la oscarizada Charlize Theron. La sudafricana encarna a Libby Day, una mujer atormentada por haber presenciado el asesinato de sus dos hermanas y su madre cuando era niña, crímenes por los que fue condenado su hermano adolescente en plena histeria por los cultos satánicos.

No obstante, un grupo de investigadores aficionados cree que es inocente y contactan con Libby para que les ayude. Poco a poco, la cinta va mostrando distintos puntos de vista hasta completar el puzzle y mostrar lo que realmente ocurrió aquella fatídica noche en un hogar marcado por la pobreza y la violencia doméstica. La verdad es que nos gustó y si os animáis, echadle un vistazo al trailer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s