La sombra y el fotógrafo

Arissa. La sombra y el fotógrafo (1922-1936). No podían haber elegido un título mejor para la primera gran exposición antológica dedicada a Antoni Arissa (Barcelona, 1900-1980) y que desde hace un par de meses puede verse en el CCCB, tras su paso por Madrid. Se trata de 161 imágenes en blanco y negro tomadas por este desconocido fotógrafo amateur cuya carrera fue interrumpida por la Guerra Civil. No imaginaba que me fuera a gustar tanto, pero es que la forma que tenía de jugar con la luz y las sombras impresiona a cualquiera. Y, además, siempre es un placer ver cómo era Barcelona hace casi un siglo.

‘Lucha eterna I’ (1928-1930).

Las primeras instantáneas fueron tomadas en los años viente, en su etapa pictoralista, un movimiento que se desarrolló principalmente en Europa, Estados Unidos y Japón entre finales de los años 1880 y el final de la Primera Guerra Mundial, y que surgió como reacción a la fotografía de aficionados que consideraban vulgar con la comercialización de la cámara de Kodak y su revelado y copiado en laboratorios industriales. Algo petulante, ¿no? Si entonces se indignaron con Kodak, imaginaoslos cuando proliferaron las cámaras compactas o ahora, con millones de personas haciendo fotos de cualquier manera con sus móviles y compartiéndolas con el resto de la humanidad. Aunque las hay maravillosas.

Pero a lo que iba. Siempre según Wikipedia, los pictorialistas buscaban el reconocimiento de la fotografía como una disciplina artística e intentaban distanciarse de la realidad para que sus fotografías fueran sólo imágenes y no una mera reproducción de la realidad. Además, influenciados por el Impresionismo (de hecho el pictorialismo también se conoce como fotografía impresionista), tomaban imágenes desenfocadas o con el efecto floue, un ligero desenfoque para dotar la imagen de una mayor subjetividad o de un ambiente misterioso.

‘Lucha eterna I’ (1928-1930).

Los pictorialistas optaban por las puestas en escena y poses clásicas. Arissa no fue una excepción y con escenarios previamente preparados reflejó la dureza del trabajo en los campos que rodeaban Sant Andreu, pueblo que Barcelona se anexionó tres años antes de su nacimiento pero que seguía siendo esencialmente rural. Ya entonces mostraba una gran habilidad para manejar las luces y las sombras, algo que Arissa fue potenciando hasta el punto que los personajes de sus fotografías se desdibujan y pierden importancia bajo la influencia de la fotografía de vanguardia centroeuropea del periodo de entreguerras y la Nueva Visión, un movimiento artístico que se relaciona directamente con los planteamientos de la Bauhaus.

La Nueva Visión, de la que Arissa llegó a ser uno de los máximos exponentes en España, considera la fotografía como una práctica artística autónoma con sus propias leyes de composición e iluminación. Sus seguidores, que defienden la experimentación —criticaron a las asociaciones fotográficas existentes por querer mantener los modelos pictóricos—, se servían de la cámara para mirar el mundo realizando encuadres sorprendentes, confrontando las formas y la luz, usando planos en picado y contrapicado, entre otros.

La conversacion (1923 - 1929)
La conversacion (1923 – 1929)

La teoría está muy bien, pero fijaos en el trabajo de Arissa (que es lo que hice yo antes de descubrir todo esto del Pictorialismo y la Nueva Visión, aunque ahora me gustaría volver). No sólo cambia la temática (las estampas rurales desaparecen, sus personajes se convierten en meras siluetas y a menudo no muestra un tema concreto), sino la técnica: los encuadres cerrados, los planos en picado y contrapicados, algunos exageradísimos que contrastan con el ángulo de sus primeros trabajos, las composiciones… y, sobre todo, esas sombras.

Sin embargo, la Guerra Civil truncó su carrera y la de otros fotógrafos, pues ya no había revistas en las que mostrar la modernidad. Arissa dejó la fotografía y siguió trabajando en la imprenta de su padre en la calle Bruc de Barcelona. Un talento desperdiciado sobre el que la exposición del CCCB arroja algo de luz.

Anuncios

Un comentario en “La sombra y el fotógrafo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s