Enero, momento para empezar de nuevo

Después del parón navideño y de celebrar la llegada del nuevo año, retomo el blog con Begin again, de John Carney, la primera película que ha rodado en Estados Unidos el director de la magnífica Once, lo que para a priori es una garantía película hecha con mimo y con una buena banda sonora. Tranquilos, los canelones están al caer, pero es que la película me viene de perlas y es que enero es un mes de nuevos propósitos, de retomar esos proyectos que se quedaron a medias, de levantarse tras un buen tortazo.

Gretta y Dave, emocionados a su llegada a nueva York.
Gretta y Dave, emocionados a su llegada a nueva York.

En este caso hay dos: el de Gretta (Keira Knightley), una letrista abandonada por su novio, Dave (Adam Levine, cantante de Maroon 5), cuando éste alcanza la fama; y el de un productor musical de Nueva York, Dan (Mark Ruffalo), quien acaba de ser despedido y está al borde del alcoholismo y la indigencia. Sus vidas cambiarán la noche en la que Dan ve a Gretta cantando en un bar de Manhattan y le propone grabar un disco juntos en el que, como no podía ser de otro modo, Nueva York tiene un importante papel. De hecho, Carney quería bautizar la cinta con el título Can a song change your life? 

La historia de Gretta y Dave parece un guiño a los protagonistas de Once, Glen Hansard y Markéta Irglová, dos músicos que acabaron enamorándose cantando a dúo (compusieron e interpretaron todos los temas de la película y posteriormente sacaron dos discos más) y que se separaron tras alcanzar el estrellato: consiguieron el Oscar a la mejor canción original en 2007 por Falling slowlyPese a su ruptura, siguen actuando juntos con el nombre de The Swell Season. Por cierto, si algún día pasáis las Navidades en Dublín, no os perdáis la actuación de los músicos callejeros que organiza Hansard para recaudar fondos. En 2013 actuaron Bono, Lisa Hannigan, Sinéad O’Connor… casi nada.

begin again metro
Dan y Gretta durante su recorrido por la Gran Manzana

Pero centrémonos en Begin again, concretamente en sus actores. En general, están todos bien —Knightley canta sorprendentemente bien— pero tengo debilidad por Ruffalo, cuyo trabajo cada vez me gusta más tanto en comedias dramáticas como Los chicos están bien Amor sin control como en thrillers como la magnífica Zodiac, que os recomiendo fervientemente. Además repite como pareja en la ficción de Catherine Keener, que encarnaba a la madre del niño protagonista de Donde viven los monstruos, otra película que no os podéis perder. Por cierto, la hija adolescente está interpretada por Hailee Steinfeld, la niña de Valor de Ley El juego de Ender.

Aunque Knightley no es santo de mi devoción, la química con Ruffalo es buena y ambos protagonizan momentos sublimes como el paseo por Nueva York mientras escuchan música. Y es que la fotografía es preciosa y el uso de la música, exquisito, pues el director la utiliza para hablar de amor sin ñoñerías ni cursilerías. También me ha encantado como Carney narra desde tres puntos de vista un mismo día que termina en la primera actuación de Gretta.

En definitiva, Begin again no llega al mismo nivel que Once pero es que esta última era una perla. Kyle Smith escribió en el New York Times que “si Once era piano, Begin Again es un sintetizador. Si Once era Otis Redding, Begin Again es Bruno Mars”. Y yo me pregunto, ¿qué hay de malo en escuchar a Bruno Mars de vez en cuando?

Nueva York se convierte en estudio de grabación.
Nueva York se convierte en estudio de grabación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s