Arroz al horno por si llega el frío

Si todo sigue así, creo que volveremos a comernos las castañas y los panellets en manga corta un año más. Pero por si acaso cambio el tiempo y empieza, por fin, a hacer frío, os dejo aquí un delicioso arroz al horno que os ayudará a combatir la bajada de las temperaturas. Por cierto, el chef vuelve a ser mi hermano (más o menos), que yo estoy de celebración por haber superado las 5.000 visitas. ¡Un millón de gracias a todos!

El arroz al horno es una receta muy habitual en tierras valencianas y por eso (mis abuelos vivieron muchos años en Valencia), en casa hemos hecho mucho. Bueno, mis padres y mi hermano. Yo todavía no me he animado, será que sabe mejor cuando te la preparan con mimo. Además, me agarro a la excusa de que no tengo una cazuela de barro (es la que se usa tradicionalmente) y a que Amparo no me trae morcillas de arroz del pueblo y la morcilla es clave, le da un toque especial, de verdad. Claro que sólo me gustan en esta receta…

En fin, a lo que vamos. Mientras calentáis caldo, pelad y cortad en rodajas de menos de un centímetro una patata, doradlas en la cazuela (puede ser una olla baja apta para el horno, así que esa excusa no os sirve) hasta que estén medio hechas y reservadlas. Dorad unos cuatro ajos y reservadlos. Haced lo mismo con un par de lonchas de panceta fresca cortadas en trozos, unas tres o cuatro salchichas cortadas y un par de morcillas.

Arroz al horno
Arroz al horno

Seguidamente, dorad unas cuatro tazas de arroz en el mismo aceite que el ajo y la carne, especialmente la morcilla, habrán aromatizado, y unos garbanzos cocidos. Después de unos minutos, agregad un poco de tomate frito, pimentón dulce y sal, incorporad la carne, distribuid las rodajas de patata y dos o tres tomates (dependerá del tamaño) partidos por la mitad y cubrid con caldo (el doble que de arroz).

En teoría, ahora abría que hornearlo 19 minutos en el horno a 250ºC, aunque mi hermano lo coció unos 13 en el fuego y terminó la cocción en el horno. Y la verdad, le salió para chuparse los dedos. Está tan rico que no hace falta esperar a que haga frío para prepararlo. Eso sí, mejor no hacerlo en agosto salvo si tenéis aire acondicionado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s