‘The shadow line’

No es ningún secreto que no os traigo críticas de películas que están en cartelera, así que con las series tampoco voy a hacer una excepción. Para que nos vamos a engañar, voy tarde, acabo de ver la primera temporada de Breaking Bad, pero no pasa nada si hoy os hablo de The shadow line, la mejor serie de 2011 según un seriéfolo en toda regla y mi crítico de cabecera en esta materia, Toni de la Torre. Además, es más que probable que no la hayas visto pues pasó bastante desapercibida, así que si tenéis un rato no dejéis escapar la oportunidad de sumergiros en el Londres más oscuro.

“Si mi serie fuera de la HBO, todos los británicos dirían que es la hostia”, dijo su guionista, director y productor, el desconocido Hugo Blick, tras la fría acogida de este un excelente thriller, de guión perfecto, un fotografía y un montaje sumamente cuidados, diálogos que incrementan la tensión con cada línea y magníficas interpretaciones. Y además, con el sello de calidad de la BBC, responsable de otras perlas como Sherlock, la espectacular adaptación al siglo XXI de las aventuras del detective creado por Arthur Conan Doyle.

Sólo hay una temporada de siete capítulos de una hora de duración pero ¡qué temporada y qué siete capítulos! Aplaudimos al final de cada uno, de verdad. La serie arranca con el asesinato de Harvey Wratten, un importante narcotraficante de Londres que aparece tiroteado en un coche horas después de salir de prisión e intentar desarticular la banda criminal. La policía, con el detective Jonah Gabriel al frente, investiga lo ocurrido pero los subordinados del muerto, en especial su sobrino, también quieren saber qué ha ocurrido y seguir con el lucrativo negocio.

Gabriel, Gatehous y Bede
Gabriel, Gatehouse y Bede

A partir de ahí, los hechos se precipitan con deudas millonarias, un narcotraficante turco, un mafioso desaparecido, la atención de la prensa, giros inesperados… y una línea roja que separa el bien del mal, los buenos de los malos, cada vez más difusa, por lo que cada vez el espectador tiene más dificultades para saber de qué lado está. Los siniestros personajes están magníficamente interpretados pero destaca el trabajo hecho por Chiwetel Ejiofor (el protagonista de 12 años de esclavitud y el marido de Keira Knightley en Love actually), quien encarna al tenaz detective que no sólo busca resolver el caso sino saber quién es, quién le disparó a él y a su compañero y por qué, independientemente de si las respuestas le gustan a o no.

The shadow line cuenta también con el magnífico trabajo de Christopher Ecleston, que encarna a Joseph Bede, el lugarteniente de Harvey Wratten que debe asumir el mando de la organización en contra de sus deseos; de Rafe Spall, quien da vida a Jay Wratten, el sobrino psicópata del muerto que pone los pelos de punta cada vez que aparece en escena, y de Stephen Rea, quien interpreta James Gatehouse, un enigmático personaje relacionado con el asesinato.

Más allá de las drogas y los asesinatos

Precisamente, Rafe Spall protagoniza Les doy un año, una comedia romántica que se estrenó el viernes 22 y que puede disparar el nivel de azúcar de los espectadores hasta niveles insospechados, aunque podría estar bien, pues es de los creadores de Love actuallyNotting Hill y Cuatro bodas y un funeral. En cualquier caso, parece mentira que el protagonista, un joven simpático que intenta sobrevivir al primer año de matrimonio, sea el mismo tipo que infunde temor cada vez que entra en escena en The shadow line.

Debo admitir que vimos el tráiler en el cine antes de ver Los mercenarios 3. Si queréis pasar una tarde palomitera, no os la perdáis. El elenco de actores vuelve a ser espectacular e incorpora a Harrison Ford, un histriónico Antonio Banderas, a Wesley Snipes tras salir de prisión por evasión de impuestos (¡cuánto tiene que aprender España!), Kelsey Grammer (aunque en Fraiser no daba ni un puñetazo) y Mel Gibson encarnando fantásticamente al malo malísimo de la cinta. Sin embargo, y para ser breve, en esta entrega no hay tantos momentos para aplaudir como en las otras dos y es algo irregular, pero os reiréis un rato.

Anuncios

4 comentarios en “‘The shadow line’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s