Cosas de familia

Perdonad la impuntualidad pero hemos estado de cumpleaños y estoy tan enganchada a Inés y la alegría que aprovecho cualquier momento para sumergirme entre sus páginas. Eso sí, estos días hemos visto grandes películas que rompen en mil pedazos la sociedad estadounidense, en general, y uno de sus pilares, la familia, en particular. Se trata de Agosto y Nebraska, pero hoy sólo os hablaré de la primera de ellas.

Agosto, adaptación cinematográfica dirigida por John Wells de la obra de teatro homónima escrita por Tracy Letts, está ambientada en Oklahoma y gira entorno a las relaciones de los Weston, una familia a punto de derrumbarse que se reencuentra a raíz de la extraña desaparición del cabeza de familia en un caluroso agosto. El reencuentro hará aflorar todas las miserias: drogoadicciones, alcoholismo, inseguridades, traiciones, secretos inconfesables…

La obra se basa en el gran trabajo interpretativo del elenco de actores encabezados por Meryl Streep —que da vida a una enferma de cáncer adicta a los narcóticos, cascarrabias y deslenguada—, seguida de Julia Roberts, Ewan McGregor, Chris Cooper, Benedict Cumberbatch y Juliette Lewis, entre otros, como Abigail Breslin, la niña de la fantástica Pequeña Miss Sunshine. En alguna crítica lo han definido como un “huracanado festín interpretativo” y no le faltaba razón porque, como es habitual en muchas casas, la vida familiar gira entorno a una mesa.

Un duelo interpretativo en todos los sentidos.
Un duelo interpretativo en todos los sentidos.

Estén o no en el comedor, los reproches y dardos envenenados que se lanzan unos a otros no cesan provocando que el espectador pase por un amplio abanico de sentimientos hacia los personajes, desde la repulsa hasta la compasión. Con todo, los 121 minutos de metraje pasan en un suspiro.

No he visto Blue Jasmine, pero de todas las actrices nominadas a mejor secundaria en los Oscar, creo sinceramente que Julia Roberts se merecía el galardón que se llevó Lupita Nyong’o por 12 años de esclavitud. Tanto por su trabajo interpretativo como por el peso del personaje en la cinta en la que planta cara a su veterana compañera y actriz principal y el resto de actores se encaran con ellas. Al no haber visto la cinta de Woody Allen, no me atrevo a opinar sobre Cate Blanchett, que recibió el Oscar a mejor actriz, pero Meryl Streep está espléndida una vez más.

Bueno, en realidad, la obra de Letts no sólo habla de la familia norteamericana sino que se puede extrapolar a otros países (de ahí el éxito de las distintas versiones teatrales) y a menudo se mitifica el concepto, la idea, de familia. Como dice el personaje interpretado por Julianne Nicholson, “las relaciones de consanguinidad no son más que el fruto casual de unas células uniéndose a otras”. Afortunadamente, no todas las familias son como la de los Weston.

 

Anuncios

Un comentario en “Cosas de familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s