Formas inimaginables de comer verdura

Si el otro día cocinaba mi suegra, hoy me toca a mí. Creo que en alguna ocasión os he comentado que me encantan las quiches porque son muy versátiles y puedes rellenarlas con una infinidad de combinaciones: con langostinos, brócoli y brie, de espinacas, con peras, bacón y queso gorgonzola, con espárragos verdes y champiñones, con pollo, cebolla caramelizada y champiñones… Sin embargo, el año pasado mi chico y yo nos propusimos comer un poco mejor y lo hemos conseguido y seguimos cumpliendo.

Sigue cayendo alguna bolsa de patatas o unas croquetas pero comemos más legumbres, más verdura y más fruta. ¡Hasta me ha bajado el colesterol! En fin, que hoy, en lugar de preparar una tradicional quiche lorrain, hemos preparado una de puerros con queso de cabra para chuparse los dedos. Y atención, la receta no es de Directo al Paladar. Lo del queso de cabra lo he visto por Internet y me ha encantado pero la receta en sí es del libro Las verduras de muchas maneras, de Karin Leiz. Me lo compré porque siempre comemos las mismas verduras al vapor o en puré y empezábamos a cansarnos.

El capítulo de la calabazaMe lo compré hace muy poco y todavía no he podido sacarle provecho pero lo buscaba desde hacía tiempo tanto porque me podía ayudar con mi propósito como por su diseño y sus bonitas ilustraciones. De hecho, en 2012 el libro ganó un premio Laus, que concede la Asociación de Diseñadores Gráficos y Directores de Arte del FAD (ADG-FAD), no solo por sus dibujos sino porque iba acompañado de un calendario de las verduras, tarjetas postales, marcapáginas… Y pongo iba porque el mío no los tiene, ¡snif!

Cada capítulo está dedicado a una verdura e incluye información sobre las variedades, las propiedades, las aplicaciones y consejos para la compra, la conservación, la preparación y la cocción. El resto del capítulo son recetas agrupadas por tipo de cocción (o ausencia de esta): en ensaladas, guisadas, purés, al horno, rellenas, en moldes y tartas, con pasta… No nos engañemos, no creo que compre coles de Bruselas o endibias o cardos pero la verdad es que hay recetas muy apetitosas.

Y ahora, será mejor que me ponga las pilas porque los puerros no se cortan solos. De hecho, hay que empezar por ahí, limpiando y cortando tres puerros gruesos en rodajas finas. Después hay que rehogarlos en un poco de mantequilla (o aceite) junto a 200 gramos de bacón (del que he prescindido felizmente) durante unos diez minutos mientras calentamos el horno a 210ºC. Cuando esté listo, hay que cubrir un molde con hojaldre (podéis hacerlo vosotros pero en el supermercado venden uno fresco bastante bueno) y rellenarlo con los puerros.

Lo cubriremos con 200 gramos de queso de cabra desmigado y una mezcla que haremos con un huevo (dos, según la receta pero en la nevera no tengo más) y un vaso de crema de leche sazonado con un poco de sal, pimienta y nuez moscada. En realidad, he usado un poco de tomillo y romero porque he pensado que le quedarían mejor al queso. Y ya está, al horno hasta que esté cuajado (unos 30 minutos) y ¡a comer! Eso sí, creo que ahora no estamos en temporada de puerros y no lo hagáis como plato único: está muy rica pero puede cansar solo comer eso.

Anuncios

2 comentarios en “Formas inimaginables de comer verdura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s