Mucho más que rock

Menuda sorpresa se llevó Kike el otro día paseando entre DVDs, pues encontró uno que no esperaba que saliera a la venta en España: A MusiCares Tribute to Bruce Springsteen. No hace falta que puntualice como le gusta el Boss, ¿no? Y claro, no volvió a casa con las manos vacías y pasamos la tarde escuchando algunas de nuestras canciones preferidas interpretadas por otros artistas, fans y amigos de la talla de Jackson Browne, Sting, Neil Young o Patti Smith, referentes de la historia de la música.

No me dedicaré ahora a repasar su extensa carrera pues aunque me encanta no la conozco suficientemente y no quiero dar la sensación de que en casa no escuchamos otra cosa, pues no es verdad. Si la lista de libros pendientes es interminable la de discos por escuchar, aún lo es más. En cualquier caso, quiero dedicar esta entrada a un joven que luchó por hacer realidad sus sueños y que se ha convertido en alguien inspirador para millones de personas aunque algunos le califiquen despectivamente como artista llenaestadios.

No tengo que convencer a nadie, a gustos colores, pero si sigue llenando estadios quizá es porque las letras que escribió hace más de treinta años son más vigentes que nunca (y sigue con los pies en la tierra, fijaos sino en la letra de canciones como Death to My Hometown) y él sigue entregándose a su público en cada concierto. Son espectáculos que, aunque algo caros, sí, hay que ver al menos una vez en la vida, dejarse llevar por la emoción, por la comunión que une a las miles de personas que acuden a cada concierto, por la sensación de que canta para ti… Es espectacular.

Bruce Springsteen y la E Street Band en el 78.
Bruce Springsteen y la E Street Band en el 78.

Me encanta la gente que se apasiona por lo que hace y se nota que Bruce disfruta con lo que hace, se lo pasa bien, como la E Street Band, tanto sus miembros históricos (Steve Van Zandt, Nils Logfren, Max Weinberg, Roy Bittan, Garry Tallent) como los nuevos componentes de la sección de viento y los coros, que aportan nuevos sonidos a la banda y tratan de tapar el inmenso hueco que dejó Clarence Clemons al morir. Su sobrino, Jake Clemons, es magnífico pero se le sigue echando de menos (y a Danny Federici) por su carisma y su relación con Bruce, que empezó una noche de tormenta en un bar de Nueva Jersey entró un gigantón y le pidió tocar con ellos. El delgaducho músico no se atrevió a negarse e hizo bien.

Es una de las anécdotas que me ha contado mi chico enciclopedia. Como que Bruce quiso dar Hungry heart para los Ramones, pero su productor John Landau le convenció para que no lo hiciera. También escribió la sensual Fire pensando en Elvis, a quien intentó conocer colándose en Graceland un día que estaba en Memphis con Little Steven pero un vigilante de seguridad le echó a patadas. Quien sí se adueñó una de sus canciones, Protection, fue Donna Summer (a quien recordó el día de su muerte haciendo sonar Last dance mientras salían al escenario en el primer de los dos conciertos que ofreció en Barcelona en 2012) y Patti Smith acabó de componer Because the night.

Born in the USA, The River, Dancing in the dark, Hungry heart, Street of Philadelphia, Waitin’ on a sunny day y Secret Garden son seguramente los temas más radiados pero no son mis preferidos, como Thunder Road, Born to Run, Jungleland Backstreets. Pero Bruce tiene cientos de canciones (y no es una exageración), la mayoría poco conocidas para el gran público como Point blankDrive all nightRacing in the StreetTwo for the roadMy love will not let you down, New York City Serenade, This hard landBack in your arms, Youngstown 

Homenaje al jefe

En cualquier caso, el post arrancaba con el DVD de la gala que en 2013 organizó la Fundación MusiCares, de Recording Academy —que también concede los Grammy— para homenajear a Bruce por su trayectoria profesional y su labor filantrópica. Se trata de una cena benéfica que se celebra anualmente para rendir tributo a un músico y para recaudar fondos para la fundación, que se dedica a ayudar a músicos con dificultades.

Además de Smith, Browne, Sting y Neil Young, que se reunió con su vieja banda Crazy Horse —con los teclados a cargo de Nils Longfren, uno de los guitarristas de la E Street Band— para tocar Born in the USA (el hombre ya no está para según qué, de verdad), actuaron los (par mí desconocidos) Alabama Shakes, Mumfords & Son, Ben Harper, Faith Hill… y Juanes, quien interpretó Hungry Heart incluyendo una emocionante estrofa en castellano. Eso sí, para emociones las que despertó John Legend con su preciosa y emotiva versión de Dancing in the dark.

 

Anuncios

Un comentario en “Mucho más que rock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s