Galletas de avena y chips de chocolate

Mi gallega preferida me dijo un día que le encantaban las galletas de avena y cuando el otro día vi la receta que os traigo hoy en Directo al Paladar no pude resistirme a probarlas. Además, ¡llevaban chocolate! Me daba un poco de reparo porque alguna vez había intentado algo, no recuerdo muy bien el qué, y no me acabó de gustar porque la avena estaba muy seca y no… Pero en la vida hay que dar segundas oportunidades y necesito algún desayuno más saludable que los croissants para cuando salgo disparada de casa hacia el trabajo. Así que me lancé y resultaron ser riquísimas.

Mientras precalentamos el horno a 180ºC, hay que derretir 60 gramos de mantequilla sin sal, dejarla enfriar un poco y mezclarla con 100 gramos de copos de avena. Mientras se enfría, batimos un huevo con 55 gramos de azúcar, un cuarto de cucharadita de esencia de vainilla (como no tenía, usé algo más de aroma de vainilla) y un cuarto de cucharadita de sal. Se necesita sólo una pizquita para potenciar el sabor, así que id con cuidado de no usar demasiado o os pasará como a mí con un brownie de chocolate que hice en Ginebra, aunque se acabó.

Incorporad a la avena 55 gramos de harina y media cucharadita de levadura química, la mezcla de huevo y azúcar y 100 gramos de chips de chocolate, que podéis sustituir por frutos secos como nueces o uvas pasas. Removed bien hasta que la masa sea homogénea. Haced bolitas con un par de cucharas y colocadlas en una bandeja cubierta con papel de horno. Cocedlas entra 10 y 12 minutos, dejadlas enfriar sobre una rejilla y… ¡a merendar! Si no os las coméis todas de una sentada, algo poco aconsejable porque son consistentes, guardadlas en una caja hermética.

Imagino que la consistencia no sólo se debe al azúcar y el chocolate sino también a los hidratos de carbono (de fácil absorción) de la avena y a que es el cereal con mayor proporción de grasa vegetal, de las que el 65% son grasas no saturadas y el 35% de ácido linoleico, que os sonará por los anuncios de productos contra el colesterol porque su ingesta adecuada disminuye la concentración sanguínea de triglicéridos y de la presión arterial por lo que, consecuentemente, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La avena también es rica en proteínas, vitaminas B1, B2, B3, B6 (relacionados con el metabolismo) y E (es tan buena para tantas cosas que os incluyo el enlace a Wikipedia) y minerales como el sodio, el potasio, el calcio, el fósforo, el magnesio, el hierro, el cobre y el cinc. Además tiene una buena cantidad de fibras que favorecen el funcionamiento intestinal. Y en estas galletas, ¡va acompañada de chocolate! Eso sí, tiene un poco de gluten por lo que no es apta para celíacos.

Anuncios

2 comentarios en “Galletas de avena y chips de chocolate

  1. A partir de hoy tienes una seguidora más, me encantan las galletas de avena, gracias por la receta, y además, las tomaré con las mismas tazas que vosotros!!
    Laura-eledela

    1. Celebro que te haya gustado y muchas gracias por seguirme, Laura. Espero que disfrutes con esta y otras recetas tanto como yo haciéndolas. Un saludo y larga vida a Mr. Wonderful por animarnos de buena mañana 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s