‘Colita perquè sí!’

Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, Martin Parr, Joan Colom, Xavier Miserachs… son grandes fotógrafos pero entre tanto hombre también se han hecho un hueco mujeres valientes que rompieron moldes y convenciones como Gerda Taro y ya sabéis que me encantan estas heroínas, como mi tía Mercè, que tanta falta nos siguen haciendo. Pero hoy no os voy a hablar de ella sino de Isabel Steva Hernández, Colita. Ya os he dicho que este blog no sólo me permite escribir sino también, aprender. Y de Colita no sabía nada. Así que hoy comparto con vosotros lo que he descubierto y ya os digo que no me pienso perder la retrospectiva que La Pedrera le dedica hasta el 13 de julio.

El puerto de Barcelona en 1966
El puerto de Barcelona en 1966

Colita perquè sí! es la primera retrospectiva que se le dedica y reúne un centenar de imágenes, así como proyecciones y murales, de los últimos 50 años. Arranca con murales de sus negativos, que permiten comprender cómo trabaja, y que están acompañados de algunos de los retratos de sus amigos que tenía en casa colgados. También hay algunas de sus cámaras, incluida la que le regaló su padre, un ingeniero que en vez de muñecas, le regalaba máquinas de escribir, cámaras y guitarras. De hecho, el nombre se lo puso su padre porque en Francia se dice que lo bebés salen de debajo de las coles. “Sólo Hacienda me llama Isabel”, explicó en una entrevista en La Vanguardia.

Nació el 24 de agosto de 1940 en Barcelona y a los 17 años se trasladó a París para estudiar Civilización Francesa en la Sorbona. A su regreso, un año después conoció a los fotógrafos Oriol Maspons, Julio Ubiña y Xavier Miserachs, y trabajó con este último en 1961 como laboratorista y estilista.

Al año siguiente, consiguió su primer encargo profesional como fotógrafa del rodaje de la película Los Tarantos, protagonizada, entre otros, por la bailaora Carmen Amaya, que quedó maravillada con sus fotografías y le compró varios retratos. Colita también quedó fascinada por el flamenco y se mudó a Madrid. Dos años después regresó a Barcelona, eso sí, con un libro bajo el brazo: Luces y sombras del flamenco.

También hizo fotografías de promoción de Antonio Gades y La Chunga y, años más tarde, retrató a Guillermina Motta, Núria Feliu, Joan Manuel Serrat… para las portadas de sus discos. Fruto de la colaboración con el nen del Poble Sec, surgió la exposición El Serrat de Colita (1967). Colita retrató a los cantantes de la nova cançó y a los intelectuales y artistas de la gauche divine barcelonesa (1971). Sin embargo, a las 24 horas de exponer sus retratos en una galería, la policía clausuró la muestra.

Colita con los retratos de Serrat y Welles
Colita fotografiada junto a los retratos de Serrat y Welles el día de la inauguración (EFE).

Colita retrató a personajes de la talla de Gabriel García Márquez, Orson Welles o Salvador Dalí pero también a gente anónima. Y a mujeres. Siempre se ha declarado feminista y plasmaba sus reivindicaciones con retratos de mujeres trabajadoras y no como víctimas o como seres que sólo pueden aspirar a ser bellos. Pero no sólo hizo retratos, también denunció el trato deficiente a los enfermos mentales internados en psiquiátricos y captó manifestaciones, la muerte de Franco o las autolesiones que se infligieron presos de la Copel (coordinadora de presos en lucha) de la Model en 1978 para reclamar la amnistía y unas mejores condiciones.

Anuncios

2 comentarios en “‘Colita perquè sí!’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s