‘El juego de Ender’

La portada del libro de Card
La portada del libro de Card

Peli, receta, peli, receta… Así que sí, hoy toca peli pero es que llevamos unos días con muchas comilonas familiares y pocas excursiones y Victus es un buen tocho, que por cierto me está encantando, y hasta que no me lo acabe no podré recomendaros otros libros… Calla, que ahora que lo pienso, hoy os traigo una mezcla, pues el viernes vimos en Filmin El juego de Ender, con la que Gavin Hood lleva a la gran pantalla la novela que Orson Scott Card escribió en 1985 a partir de una novela corta que había publicado en una revista ocho años antes. Ganadora de los premios más prestigiosos de la ciencia ficción, el Hugo y el Nébula, se convirtió en todo un referente del género aunque va mucho más allá de los alienígenas, pues aborda la formación de la personalidad en un ambiente adverso.

El juego de Ender es el primero de los cuatro libros que componen la Saga de Ender, a la que sigue la Saga de las sombras, que tiene otras cuatro entregas. Me lo leí hace más de una década y me encantó. Como soy una freaky devoralibros me leí otros cuatro. Los que más me gustaron fueron La sombra de Ender, que narra la misma historia pero desde el punto de vista del pequeño Bean, y La voz de los muertos, una narración más filosófica y reflexiva sobre la naturaleza del ser humano y su relación con otras formas de vida inteligentes, que también fue premiada con el Hugo y el Nébula.

Ender y Petra
Ender y Petra

La historia transcurre en el año 2070, medio siglo después de que una  especie alienígena, los inesctores, casi exterminara a la humanidad en su segundo intento de colonizar la Tierra. Desde entonces, la Flota Internacional trata de descubrir cómo impedir una segunda invasión y forma a niños soldado para ello (un tema abominable aunque aquí no se les drogue ni otras cosas peores como pasa en la actualidad) porque asimilan datos complejos y aprenden con más facilidad que los adultos. Al ver la película llena de tecnología del futuro es inevitable pensar en la naturalidad con la que un niño utiliza una tableta en comparación con un adulto.

El protagonista es Ender, diminutivo de Andrew, el pequeño de tres hermanos en una sociedad con restricciones sobre la natalidad. Precisamente, su relación con los hermanos le marca profundamente, aunque sólo se intuye en la cinta, que no muestra sus tejemanejes en la Tierra. Ender ingresa en la Escuela de Batalla, una estación espacial donde entrenan a niños superdotados para la guerra. El libro está plagado de viajes interestelares, comunicaciones más rápidas que la luz, pantallas digitales en el aire… y una especie de paintball sin gravedad. Cuando leí el libro me preguntaba cómo podrían hacerlo en el cine, pues ya se rumoreaba que se llevaría a la gran pantalla, y el resultado es espectacular aunque creo que sus efectos especiales no han sido nominados en ningún certamen.

Tampoco ha sido premiada la gran banda sonora compuesta por Steve Jablonsky. Quien sí ha sido nominado es Asa Butterfield (aunque el doblaje es terrible). Le vimos en La invención de Hugo y El niño del pijama a rallas. Su mejor amiga en la Escuela de Batalla es Petra, encarnada por Hailee Steinfeld, la protagonista de Valor de Ley. La actriz que da vida a Valentine, la hermana de Ender, también os sonará pero la recordaréis algo más gordita, con gafas gigantes y una cinta en la cabeza viajando con su familia de ficción en la adorable Pequeña Miss Sunshine. Y junto a estas tres jóvenes promesas aparecen Harrison Ford y Ben Kingsley.

La película ha sido vituperada por buena parte de los críticos y, una vez más, no comparto la mayoría de comentarios. No recuerdo todos los pormenores del libro y sé que la película deja muchas cosas en el tintero pero me parece una adaptación bastante buena. Tiene ritmo, sus casi dos horas me pasaron volando (salvo una escena del final), y visualmente es impecable. Como escribió Fausto Fernández en Fotogramas, “tal vez no sea este El juego de Ender que se merecía la novela, pero sí una sorprendente y más que interesante (y espectacular) muestra de la ciencia ficción capaz de abrir discusiones y debates entre los espectadores”.

PD. Sé que quizá no era el día para seguir con el blog como si nada, con una peli tan banal como esta, pero la vida sigue. Como todos, recuerdo donde estaba el día de los atentados, me ha compungido el silencio del metro, vuelvo a emocionarme con los especiales que leo y escucho… Pero para los familiares de los fallecidos cada día es 11-M porque cuando se muere alguien cercano más pronto de lo que debería, es imposible olvidarlo.

Anuncios

Un comentario en “‘El juego de Ender’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s