Chicas valientes, cafeterías con alma

Algunos de vosotros me habéis preguntado de dónde saco el tiempo para escribir. Pues veréis, hace un año, mi jefe decidió dar un paso más hacia la conciliación familiar y darnos dos horas, ni más ni menos, para comer. Sería perfecto si me apeteciera pasarme dos horas en el metro para ir a comer a casa o si tuviera un gimnasio a la vuelta de la esquina o si no me pudiera apuntar a algún curso. Pero no lo es.

Así que aprovecho para dar largos paseos por la ciudad y me acerco a la Boqueria a comprar especies, me siento al sol en el puerto, callejeo por el Gòtic… o busco un rincón tranquilo en el que leer o escribir bien al aire libre, aunque con la contaminación que hay no sé yo si es muy recomendable, o en alguna cafetería.

Una de mis preferidas es la del Mistral (Torres i Amat, 7), aunque no lo es tanto por su decoración como por surtido de cocas dulces y saladas, panadons de espinacas, cruasanes de chocolate grandes y pequeños… y esos buñuelos cuyo aroma inunda la ronda Sant Antoni durante la Cuaresma. Y no exagero, llevan 135 años practicando. Sin embargo, el sitio está un poco desangelado y no es muy práctico para escribir pues las mesas de piedra están a un metro del asiento.

Hoy he descubierto uno maravilloso, el Babèlia Books & Coffee (Villarroel, 27). Un sitio muy hipster, quizá, pero realmente acogedor: el ventanal de madera, un viejo sofá en la entrada, decenas de sillas desparejadas, música tranquila, un pequeño surtido de pasteles y otros dulces… y una larguísima estantería llena de libros de segunda mano (desde ensayos sobre teoría del cine hasta guías de viaje y novelas en varios idiomas). Es un lugar ideal para los que nos gusta hablar bajito, aunque la tranquilidad que impera al mediodía contrasta con el bullicio que hay cuando hacen talleres, presentaciones y otros eventos, pues celebran un montón de actividades.

Babèlia Books & Coffee
Babèlia Books & Coffee

Hace poco más de un año y medio, Louise y Berta dejaron el sector audiovisual para abrir el negocio con el que siempre habían soñado. La propuesta es magnífica pues aúna cultura, reaprovechamiento, comida casera y juventud, y también es valiente teniendo en cuenta los tiempos que corren, en los que bares y librerías cierran definitivamente para convertirse en hamburgueserías o, peor aún, en locales cerrados durantes meses y años. Por todo ello, mi enhorabuena a Louise y Berta. ¡Por muchos años de libros y cafés!

Y como dice su lema, una cita de C. S. Lewis: You can never get a cup of tea large enough or a book lonh enough to suit me. Habéis ganado otra clienta asidua.

Anuncios

3 comentarios en “Chicas valientes, cafeterías con alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s