La capital olvidada

Debo admitir que hacía un millón de años que no iba a Lleida y las veces que la había visitado no era precisamente para hacer turismo sino para visitar a familiares. Y me sorprendió gratamente, la verdad. Quizá no sea una ciudad tan turística como Tarragona o Girona, y ya no digamos Barcelona, pero la zona del río, el centro y, sobretodo, la Seu Vella, bien merecen una visita.

El claustro de la Seu Vella
El claustro de la Seu Vella

La antigua catedral se alza sobre la colina que lleva su nombre y desde la que se divisa toda la ciudad, el río Segre y los alrededores, incluso, los Pirineos y las montañas de Prades. Está rodeada por una fortificación, en la que también se encuentra el castillo del Rey o la Suda, al que no pudimos entrar por falta de tiempo (llegamos poco antes de la hora del cierre del conjunto monumental). Fue refugio del último califa de Córdoba y sede del nacimiento de la Corona de Aragón y el lugar donde los nobles catalanes y aragoneses juraban lealtad a Jaume I el Conquistador cuando tan era un niño.

El campanario y el muro exterior del claustro de la Seu Vella
El campanario y el muro exterior del claustro de la Seu Vella

La iglesia empezó a construirse en 1203 y fue consagrada en 1278, aunque la obra no se terminó hasta ocho años después. Se considera románica aunque incluye elementos góticos y renacentistas, pero lo más sorprendente es que el claustro se encuentra pegado al muro en el que debía abrirse la entrada principal y, además, uno de sus lados está abierto a la ciudad.

La construcción del campanario, recientemente restaurado, empezó un siglo después. Tiene 60 metros de altura y 238 escalones por una estrecha y fría escalera de caracol que vale la pena subir si hay buena visibilidad. Según la documentación antigua, había once campanas de las que sólo se conservan la Silvestre y la Mònica. Hay otras cinco fundidas a mediados del siglo XX: Bàrbara, Crist, Meuca, Marieta y Puríssima. Sí, sí, habéis leído bien, aunque meuca no sólo significa pelandusca, por decirlo finamente, sino también lechuza (ignorante de mí).

Pero volvamos a la Seu Vella. En 1707 y tras un duro sitio, la ciudad capituló ante las tropas de Felipe V. La fortificación militar se amplió, se reforzó la muralla y la iglesia se cerró al culto y a los fieles. En 1749 fue convertida en cuartel militar, una función que mantuvo hasta, nada más y nada menos, que 1948. De hecho, fue transformada en campo de concentración durante la Guerra Civil.

En Lleida hay otra colina un poco más baja y menos conocida: el Turó de Gardeny, un montículo estratégico que ya fue usado con fines militares antes de nuestra era, entre otros, por el mismísimo Julio César. Fue desde aquí desde donde el conde de Barcelona Ramon Berenguer IV asedió la ciudad musulmana con el apoyo de una milicia templaria.

En agradecimiento, le entregó varios bienes, incluida la colina en la que, durante la segunda mitad del siglo XII, la Orden construyó un convento que, posteriormente, fue ampliado y convertido en fortín. Ahora sólo quedan los restos de una imponente fortaleza que forma parte de la ruta del Domus Templi junto a los castillos de Miravet, Montsó, Peñíscola y Tortosa.

Si obtáis por visitar Lleida, no os olvidéis de pasear por su cuidado centro (aunque recordad que al ser de una localidad relativamente pequeña, con menos de 140.000 habitantes, las tiendas cierran al mediodía), ni por la orilla del Segre o el parque de los Campos Elíseos. También podéis aprovechar para hacer excursiones por la comarca.

La orilla del río Segre, a su paso por Lleida.
La orilla del río Segre, a su paso por Lleida.
Anuncios

Un comentario en “La capital olvidada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s