Una historia oral de la guerra zombi

Siempre he sido más de la Castanyada pero ya me perdonaréis si esta semana hablo más de Halloween o, más bien, de temas relacionados con esta tradición anglosajona en la que los colores predominantes son el naranja, el negro y el morado y en el que las brujas, los gatos negros, los monstruos y los muertos vivientes se hacen los dueños de las calles. Eso sí, no aparezcáis por casa pidiendo caramelos porque no tenemos.

Además de convertir calabazas en dantescos fanalillos y del famoso truco o trato, muchos aprovechan Halloween para contar historias de miedo o ver películas de terror (incluso Los Simpson hacen especiales y en la próxima participa Guillermo del Toro). La entrada de hoy va un poco en esta línea teniendo en cuenta que los zombies están muy de moda y seguro que el jueves por la noche os cruzaréis con alguno. Y, a malas, el viernes de madrugada.

En una de las primera entradas de este blog os hablé de lo mucho que me gusté Guerra Mundial Z, en la que Brad Pitt encarna a un antiguo agente de la ONU que recorre medio mundo en busca del origen y la cura del virus que está acabando con la humanidad al convertir a los humanos en zombies, en zetas.

Ya os dije en su momento que la película dirigida por Marc Forster está inspirada en el libro homónimo de Max Brooks pero ahora os lo puedo confirmar porque hace unos días empecé a leerlo. Me daba un poco de cosa porque el gore no es lo mío y soy propensa a las pesadillas pero… ¡me está encantando!

Estoy enganchadísima. Su ritmo es frenético y no me extraña que Pitt decidiera llevarlo a la gran pantalla porque ves lo que narran los protagonistas. Decenas de personas de distintas nacionalidades, razas, edades y grados de importancia en el escalafón social explican sus experiencias durante la mayor tragedia de la humanidad, que convirtió al 70% de la población en caminantes ávidos de cerebro.

El médico que halló el primer caso, de un niño, en un poblado remoto de China. La propagación por tierra, mar y aire. Su llegada a zonas pobladas. El Gran Pánico, con el caótico éxodo. Aquellos que intentaron sacar provecho económico de la situación. La reacción de los gobiernos. Los esfuerzos por sobrevivir… Es tan real. Aún me queda más de medio libro pero creo que me lo puliré en un plis plas.

Según cuenta Brooks en el prólogo, el libro es la parte censurada del informe que la ONU encargó a Max Brooks sobre la Guerra Mundial Z. La información que recopiló no fue incorporada porque tenía “demasiado factor humano”. Y es que algunos episodios son estremecedores. Además, la gran cantidad de detalles tecnológicos, militares, sociales, económicos y políticos no hace más que aumentar el realismo.

Anuncios

3 comentarios en “Una historia oral de la guerra zombi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s