¿Quién mató a Nola Kellergan?

Poco se puede añadir sobre La verdad del caso Harry Quebert que no se haya dicho ya de la segunda novela del joven suizo Joël Dicker. La crítica lo ha llegado a bautizar como el sucesor de Steig Larsson aunque, como no me he leído nada de este autor sueco (está en la lista de pendientes), no sé si lo dicen por falta de imaginación o como parte de la campaña publicitaria.

La historia arranca en 1975 con el asesinato de una chica de quince años, Nola Kellergan en la plácida localidad costera de Aurora, en New Hampshire. En 2008, el joven escritor Marcus Goldman, en plena crisis creativa y acosado por su editor, visita a su mentor, Harry Quebert, aclamado autor por su best seller Los orígenes del mal. Durante su estancia, descubre que su idolatrado profesor mantuvo una relación con Nola, cuyo cadáver aparece poco después en su jardín. Goldman confía en Quebert e intenta demostrar su inocencia, investigando el caso y plasmando el resultado en su nueva novela.

El libro es terriblemente adictivo, de aquellos que no puedes dejar por muy tarde que se haya hecho. Los continuos saltos en el tiempo, la ficción dentro de la ficción –aunque ello suponga repetir algunas escenas–, los secretos que salen a la luz durante la investigación, los constantes giros argumentales… No es de extrañar que haya copado las listas de libros más vendidos, que haya sido traducido a más de treinta idiomas y que Dicker haya recibido ofertas para llevar la novela a la gran pantalla.

Al inicio de cada capítulo, Goldman rememora los consejos que le dio su mentor sobre cómo escribir una buena novela. Dejadme que cite dos que Goldman y Dicker cumplen a rajatabla: “El primer capítulo es esencial. Si a los lectores no les gusta, no leerán el resto del libro”, y “un buen libro es aquel que lamentamos haber terminado”. Son reflexiones que todos nos hemos hecho como lectores. ¿Cuántas veces hemos leído la primera página de una novela antes de decidir si lo compramos o no? ¿Cuántas veces nos ha dado pena llegar al final de un libro?

Es una lástima que aún no se haya publicado en catalán ni en castellano la primera novela de Dicker, Los últimos días de nuestros padres, aunque lo hará Alfaguara en 2014. De hecho, el libro ni siquiera esté disponible en francés ni en la edición impresa ni en la digital, claro que el suizo ha prohibido la edición para ebooks en Francia para no perjudicar a los libreros, que tan mal lo están pasando.

Anuncios

4 comentarios en “¿Quién mató a Nola Kellergan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s